sábado, 23 de abril de 2011

Contra la Celebración Festiva de la la Conquista de Málaga en 1487

Desde el año 1987, con motivo del V Centenario de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, el entonces alcalde socialista de Málaga, Rafael Aparicio, anuló la tradicional festividad local del 18 de Junio, día de los santos mártires San Ciriaco y Santa Paula proclamando fiesta el 19 de Agosto y de este modo añadía un día festivo más a la Feria de Málaga que era retrasada en el calendario.
La Conquista de la ciudad de Málaga por los Reyes Católicos en Agosto de 1487 supuso un episodio sangriento y cruel en la guerra final por la conquista del reino nazarí de Granada. Después de un largo asedio, desde el 5 de mayo al 18 de agosto, el poderoso ejército castellano formado por 12.000 jinetes, 25.000 infantes y 8.000 soldados más de apoyo, logró tomar la ciudad defendida por 15.000 gomeres africanos y guerreros malagueños.
El rey Fernando decidió aplicar un castigo excepcional al estilo de Benamaquís para debilitar la moral del resto del reino de Granada y se negó a conceder una capitulación honrosa para los vencidos. Excepto el grupo del mercader Alí Dordux que rindió la ciudad a espaldas del bravo arraez Hamad al Tagrí o El Zegrí que resistiría en Gibralfaro unos días más, los supervivientes fueron convertidos en esclavos ya que no lograron pagar un elevado rescate global que se pedía por todos ellos y no por cabeza como era habitual. De este modo se convertirían en esclavos 11.000 malagueños que fueron repartidos entre los nobles, caballeros, órdenes militares y ciudades que habían participado en la conquista. El Zegrí tampoco fue canjeado ó tomado como rehén sino que fue encerrado en la prisión de Carmona donde moriría años después. Por contra hay que anotar que fueron liberados numerosos cristianos cautivos en la ciudad, y la fecha supuso la donación a la ciudad por los Reyes de la venerada Virgen de la Victoria.
Hoy en día la gran mayoría de los malagueños desconocen qué pasó e incluso lo que hoy en día se conmemora con esa festividad, muchos piensan que es una especie de "Lunes de Resaca" en medio de la semana, y por tanto el 19 de agosto pasa como día para disfrutar mejor la feria y la playa.
En los nuevos tiempos que vivimos tan cerca del siglo XXI donde los estados protagonistas de nefastos episodios históricos para la humanidad piden perdón por las acciones de sus antepasados, no hay lugar para celebraciones de guerras y batallas que costaron la vida y la libertad a tantas personas.
¿Acaso celebramos el desastre de Cuba y Filipinas de 1898, ó el de Annual donde murieron tantos españoles y andaluces a manos de los rifeños en 1921, ó la conquista de Málaga por las tropas italianas y franquistas en febrero de 1937?
No. Aprovechamos las efemérides para reflexionar sobre ellas, para conocer sus causas y consecuencias, para debatir sobre lo que pudo ser y no fue. Con respeto, con dolor o con indiferencia, pero no celebrándolo. Terminemos pues con la celebración del 19 de Agosto en la ciudad de Málaga, recordemos este día y conozcamos lo que ocurrió sin más ánimo que el de conocer su pasado y aprender de él pues los pueblos sin memoria caen de nuevo en los mismos errores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada