miércoles, 13 de abril de 2011

Riá de 1907


De Wikipedia, la enciclopedia libre

Se conoce como riada de 1907 (localmente como la gran riá) a la inundación que tuvo lugar en la noche del 23 al 24 de septiembre de ese año en la ciudad de Málaga, (España), en la que perdieron la vida 21 personas y otras muchas resultaron heridas.

La riada
La inundación se produjo sin que hubiera llovido en la ciudad, cuando una tromba de agua se precipitó sobre Málaga sobre la una de la madrugada, procedente de la cuenca del Guadalmedina, donde si había habido precipitaciones. Estas lluvias provocaron el desbordamiento del río, que inundó los barrios de El Perchel y La Trinidad y otras zonas bajas de la ciudad.
La avalancha de agua y lodo derribó primero el puente de La Aurora, que obstruyó el paso del agua al quedar atascado en el puente de Santo Domingo, hasta que éste también cedió, repitiéndose la situación en el puente de Tetuán, situado río abajo y que fue el único que resistió, ya que el siguiente puente, el del ferrocarril, también fue derribado. Las aguas alcanzaron los 5m de altura y según un testigo, la cantidad de barro era tal, que era posible acceder a algunas casas por los balcones.

Causas
La de septiembre de 1907 fue la cuarta de una serie de inundaciones ocurridas a principios de siglo: en 1901, el 4 de noviembre de 1902 y el 4 de septiembre de 1905. Anteriormente se tiene constancia de otras graves inundaciones ocurridas en 1661, 1764 y 1786, entre otras.
Con los repartimientos de las tierras malagueñas realizados tras la conquista cristiana de Málaga, se comenzaron a talar los bosques de los Montes de Málaga y a roturar las tierras para el cultivo de la vid, dejando indefensa frente a las tormentas a la ciudad, situada al final de un empinado valle, en la desembocadura del Guadalmedina. La situación se agravó con la plaga de filoxera que arrasó la provincia en el último tercio del siglo XIX y el consecuente abandono de los campos de vid.

Medidas paliativas
Tras los sucesos se mejoró el cauce del río en la ciudad y se acometió la construcción del pantano del Agujero, que debería frenar posibles trombas almacenando el água. La construcción del embalse se terminó en 1917. Sin embargo, nuevas inundaciones ocurridas en 1918 evidenciaron que era necesario la reforestación de los montes. En 1927 se aprobó el proyecto de repoblación forestal, que se ejecutó en 1930. Se repoblaron 4.762 hectáreas, aproximadamente la cuarta parte de la cuenca. Estos árboles replantados constituyen la actual masa forestal del Parque Natural Montes de Málaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada