miércoles, 8 de febrero de 2012

COMO CONVERTIR EL MUELLE UNO EN UN ÉXITO


Aunque el Palmeral del Puerto y su horrísona pérgola son un bodrio amurallado, en cambio el muelle uno y el paseo de la Farola están quedando de dulce.
Desgraciadamente, no tiene pinta de que vaya a ser un gran éxito inmediato, aunque no cabe duda de que lo será a la larga.

Para provocar un explosivo éxito inmediata, harían falta dos cosas: Un nuevo Pepeleshe, que arrastrara masas con su mítico prestigio, y un par de pantalanes entre los grandes yates que ya amarran, para alquilar amarres a yates más pequeños. La longitud de tales pantalanes estaría limitada por la necesidad de facilitar las maniobras de los buques medianos que amarran en esa misma dársena.

PEPELESHE FUE LA “MOVIDA” DE MÁLAGA EN LOS 80. Allí se gestó el carnaval, el impulso del flamenco provincial, una generación poética, y varias celebridades humorísticas. Todavía hoy los cincuentones recuerdan con tal nostalgia el Pepeleshe, que lo ham mitificado casi al nivel del Chin itas.
Si alguien consiguiera que el inventor del Pepeleshe regentase un local del Muelle Uno, el éxito podría ser casi inmediato.
Lo mismo hay que decir de la instalación de un par de pantalanes sin amarres fijos, sino rotatorios.

EL MUELLE UNO PODRÍA INCENTIVAR MUY NOTABLEMENTE LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO EN MÁLAGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada