viernes, 22 de marzo de 2013

Volcanes gigantes abrieron la 'era de los dinosaurios'


Nuevas técnicas de datación de rocas han confirmado que una cadena de gigantescas erupciones volcánicas ocurridas hace 200 millones de años provocaron la extinción repentina de la mitad de las especies que habitaban entonces la Tierra, indica un estudio divulgado este jueves.

El resultado de la investigación ofrece la fecha más precisa hasta ahora del momento en que esto se produjo - hace 201.564.000 años- en el evento conocido como 'Extinción Triasica Final', o cuarta extinción masiva, cuando la erupción de una cadena de volcanes revolucionó el clima al emitir grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, según el informe en la revista científica 'Science'.

Las erupciones "tuvieron que ser un gran evento", afirma el coautor del estudio, Dennis Kent, un experto en paleomagnetismo del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Este evento podría ser un paralelo histórico del cambio climático causado por la actividad humana que tiene lugar en nuestros días, al mostrar que el incremento dramático del dióxido de carbono puede superar la capacidad de las especies vulnerables para adaptarse, han apuntado los investigadores.

Las estimaciones precedentes dejaban un margen de uno a tres millones de años entre el momento de las erupciones volcánicas y la gran extinción ocurrida en el fin del triásico. Esta nueva datación lo sitúa en 20.000 años como mucho, un pestañeo en términos geológicos.

Las erupciones hicieron que una Tierra ya bastante caliente se convirtiera en sofocante, lo que acabó con plantas y animales y dio paso a la 'era de los dinosaurios' -antes de que, ellos también, fueran eliminados de la Tierra hace 65 millones de años, posiblemente por otro acontecimiento volcánico combinado con un devastador meteorito.


Analogías


Los volcanes arrasaron la Tierra en un tiempo en que la mayoría de la masa terrestre conformaba un único gran continente, arrojando 10,4 millones de km3 de lava que, con el tiempo, separó el terreno y creó el Océano Atlántico.

Para este estudio, los científicos analizaron muestras de rocas de Nueva Escocia, Marruecos y el exterior de la ciudad de Nueva York, todas de ellas procedentes de la que alguna vez fue una masa de tierra unida conocida como Provincia Magmática del Atlántico Central. Un análisis de la descomposición de los isotopos de uranio en el basalto, un tipo de roca dejada por las erupciones, proporcionó a los investigadores fechas más precisas. La erupción en Marruecos fue la más temprana, seguida por la de Nueva Escocia unos 3.000 años después y la de Nueva Jersey 13.000 años más tarde.

Los sedimentos que se encuentran más abajo de aquella época muestran fósiles de la Era Triásica. Sin embargo por encima de esa capa desaparecen, afirma el estudio. Algunas de las criaturas que se extinguieron fueron los peces con forma de anguila, llamados conodontas, los primeros cocodrilos y las lagartijas de árbol.

"De alguna forma, el final de la Extinción del Triásico es análogo a hoy en día", ha afirmado el principal autor del estudio, Terrence Blackburn, que llevó a cabo la investigación cuando trabajaba para el Massachusetts Institute of Tecnology pero se encuentra ahora en la Carnegie Institution.

"Podría haber ocurrido en una escala de tiempo similar. A través del estudio de los datos geológicos se podría obtener mucho conocimiento del posible impacto futuro de duplicar la cantidad de dióxido de carbono atmosférico en las temperaturas globales, la acidez del océano y la vida en la Tierra", ha añadido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada