viernes, 9 de agosto de 2013

HACE MÁS DE 40.000 AÑOS, MÁLAGA YA ESTABA HABITADA

El hombre de Neandertal vivió entre los 150.000-30.000 años aproximadamente. Tenía una gran robustez, en su mayoría eran diestros; vivía de la caza y de la recolección; conocían el fuego y habitó en la bahía de Málaga durante largos milenios. Sus restos han quedado aprisionados en las cuevas de La Araña (Peñón del Cuervo, Complejo del Humo), Rincón de la Victoria (Cueva del Higuerón) y Torremolinos (Cuevas de Bajondillo y Encanto).

En el Complejo del Humo tenemos algunos de los yacimientos más ricos de Europa que nos dejaron los Neandertales, al mismo tiempo que documentan un aspecto de gran originalidad: el aprovechamiento intensivo de los recursos marinos por esta especie. Mejillones (Mitylus edulis), lapas (Patella caerulea), peregrinas (Pectem maximus), etc., fueron consumidos por los grupos de Neandertales de La Araña. Aunque estas pautas alimentarias fueron también practicadas por los grupos de Gibraltar, es en el Abrigo 3 del Complejo del Humo, en donde se documenta por primera vez el uso masivo por parte de los Neandertales a la hora de completar su dieta alimenticia, llegando a conformar auténticos concheros musterienses. Pese a esta originalidad, sus tecnologías e industrias líticas son bastante parecidas a las de otros yacimientos españoles y franceses pudiéndose enmarcar en un musteriense típico (raederas, puntas musterienses, puntas levallois, lascas levallois, etc.).

Recreación de Neandertal en el Abrigo 4 

Los grupos de Homo Sapiens Neandertalensis utilizaron las Cuevas de La Araña durante largos milenios. En ellas vivieron y realizaron las actividades de su quehacer cotidiano: tallaron sus herramientas de piedra, encendieron fuego para calentarse y asar sus alimentos (incluidos los marinos), curtieron sus pieles etc., y nos dejaron todo un mundo de restos, gracias a los cuales podemos hoy reconstruir en gran parte la vida de un Neandertal en Málaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada