lunes, 9 de marzo de 2015

EL TARAJAL, OPORTUNIDAD.

No sobran los malagueños que conozcan la antigua azucarera del Tarajal, y muchos menos los que la han visitado.

Impresiona mucho llegar a los pies de una chimenea (la más alta de Málaga), que pasa de los 90 metros. El edificio (de estructura en H parecida del Cortijo Jurado y la tristemente eliminada Goleta (bárbaramente transformada por unas monjas algo ignorantes), es formidable. Tal como está, sería un buen motivo para coger el autobús que va a Cártama y darse un gabeo.


Quien lo haga, descubrirá que seria el centro de un fantástico resort, magníficamente ubicado por la proximidad del Guadalhorce, sus futuros parques y la cercanía del Golf Guadalhorce.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada