sábado, 4 de febrero de 2017

POR LOS SEDICIOSOS DE BARCELONA…

LOS CATALANES NECESITAN SABER LO QUE LES PUEDE PASAR
Los sediciosos de Barcelona no paran de desafiar al conjunto de España y ya muchos de ellos se encuentran en curso de ser condenados; buscan una reacción dura de las autoridades, a fin de que ellos logren mayor complicidad de la población mediante las fanáticas algaradas a que nos tienen acostumbrados. Si insisten en desafiar las leyes, robar a mansalva y meterse en camisa de once varas, las autoridades no van a tener más remedio que actuar, en beneficio del pueblo catalán.
LA GENERALITAT SERÁ SUSPENDIDA, o –usando los eufemismos que tanto gustan a Rajoy- será intervenida. Naturalmente, hay unos cuantos individuos e individuas que entrarán en la cárcel y puede ocurrir lo que ellos desean:
que la población se eche a la calle.
PERO UNA PARTE NO TIENE NINGÚN DERECHO A JODER LA VIDA DE LA TOTALIDAD. Consecuentemente, si abundan los alborotos sería declarado el estado de excepción, por el que los catalanes perderían una porción importante de sus prerrogativas y ni siquiera podrían votar por algún tiempo. Por obra y gracia de Mas (verdadero presidente) Puigdemón, Forcadell y Pujadas, Cataluña se convertirá en una de las regiones más atrasadas de España.
YA ESTÁ PASANDO. El racismo de los Pujol, sus delitos y los de Convergencia, y los delirios de Mas, provocaron el comienzo de la deslocalización de industrias, que no para DE ACELERARSE. Es obvio que toda la industria editorial en español se irá, como la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, como la totalidad de la industria farmacéutica que depende de la SS, etc. El nivel de vida, caerá por debajo del extremeño y Barcelona vivirá el proceso inverso al de los 60: se despoblará.
NO QUISIÉRAMOS VERLO, PERO LO VAMOS A VER SI NO…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada